¿Cómo tener una relación extraconyugal sin que a tu pareja le parezca mal?

three-peopleLlevas unos cuantos años casado o conviviendo con tu pareja, y de pronto aparece en tu vida una tercera persona por la que sientes una fuerte atracción. Te encantaría tener una aventura amorosa con esa persona, pero quieres a tu pareja y no deseas romper la fidelidad o poner en riesgo la relación que tienes con ella.

Un buen dilema, vaya. ¿No habrá algo que puedas hacer para, sin andarse con engaños, poder tener lo uno sin perder lo otro? Pues… no es un método infalible, pero si tienes una pareja con la que puedes hablar de todo, sí hay algo que puedes hacer: proponérselo. Sí, así, directamente. Dile que has conocido a alguien por quien sientes atracción, y que honestamente te gustaría cruzar la raya con esa persona, pero que para ti la persona más importante es ella (tu pareja de siempre) y no quieres hacer algo así si no es con su permiso. En un principio puede que tu pareja se quede sorprendida, o incluso contrariada, pero asegúrale que a cambio tú le darás el mismo permiso el día de mañana cuando la situación sea a la inversa.  Él o ella casi seguro que ha sentido algo parecido alguna vez, y en ese caso puede que no le desagrade la idea. Será como un intercambio, un quid pro quo. Algo parecido a lo que ya hacen miles de parejas que se rigen por un sistema de relación abierta —o semiabierta, si como en este caso, el propósito es hacerlo de manera puntual o limitada—.

Ante esta propuesta, tu pareja —que posiblemente necesitará un tiempo para pensárselo— tiene dos opciones:

1. Aceptar. Esto le reportará tres consecuencias buenas y una mala:
– Buena: estará siendo generoso/a contigo, demostrándote su amor al permitirte disfrutar de una experiencia especial después de X años de fidelidad.
– Buena: estará consiguiendo para sí tu permiso para poder disfrutar de algo parecido el día de mañana.
– Buena: lo que ocurra no será una infidelidad, ya que esa aventura tuya tendrá lugar bajo su consentimiento; esto hará además más llevadero el tema de los celos, pues la parte más dura de una infidelidad es habitualmente la sensación de engaño, de ruptura de la confianza.
– Mala: aunque sean mitigados por lo que acabamos de decir, posiblemente no se librará de sufrir cierta dosis de celos (en esto deberás ser cuidadoso y observar ciertas normas para las relaciones semiabiertas).

2. No aceptar. Esto le acarreará más consecuencias malas que buenas:
– Mala: va a padecer celos en todo caso, ya que no sabrá seguro si al final vas a tener ese lío igualmente pero en secreto.
– Mala: se quedará sin su licencia para poder disfrutar de una aventura similar el día de mañana.
– Mala: habrá demostrado su egoísmo al anteponer su afán de posesión contigo a la generosidad de permitirte hacer algo que te ilusiona.
– Buena: al rechazar tu propuesta, hay posibilidades de que respetes su decisión y no tengas ninguna aventura con esa tercera persona.

En definitiva, con este método, si tu pareja es una persona racional y de mentalidad abierta se dará cuenta de que aceptar es la mejor opción para todos y para sí misma. Pero si no logra verlo de esta manera, puede que su respuesta sea negativa. En cualquier caso, desde aquí te deseamos la mejor suerte al intentarlo :)

This entry was posted in General. Bookmark the permalink.

One thought on “¿Cómo tener una relación extraconyugal sin que a tu pareja le parezca mal?

  1. estas cosas suelen pasar cuando
    por lo que sea ya no se obtiene suficiente afecto de la relacion estable pero hay hijos hipoteca y aun afectos y cariño

    luego está la agamia que es lo mismo sin tener pareja estable..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

What is 21 + 28 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Para poder continuar, debes resolver la siguiente operación simple (para que sepamos que eres humano :-)