Seis curiosidades del embarazo

barriga-embarazadaEl embarazo representa para la mujer un emocionante viaje que no está exento de curiosidades y sorpresas. Eso sí, no todas son positivas. A las conocidas molestias del proceso, se suman a veces problemas post-parto que requieren fisioterapia, como bien saben en clínicas como ésta de Santiago especializada en suelo pélvico. Pero no nos centraremos hoy en el lado médico, del que ya se ocupan en muchos otros sitios, sino que vamos a ver seis hechos curiosos que nos llamaron la atención del maravilloso mundo de la gestación humana.

1. Tu pareja puede experimentar síntomas similares a los tuyos.

Sí, este extraño fenómeno, conocido como Síndrome de Couvade, causa a algunos hombres ganar peso, náuseas o hinchazón, a la par que le ocurre a su compañera. ¡Podemos llamarlo empatía obstétrica!

2. Te crece el corazón.

Y no sólo en sentido figurado por tener alguien nuevo a quien querer, sino que el volumen de sangre en el cuerpo crece hasta un 50%, y eso exige una mayor capacidad cardiaca.

3. Las mujeres altas tienen más posibilidades de tener gemelos.

De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Reproductive Medicine, las mujeres de más de  1,65 m tienen más opciones de tener gemelos que otras más bajitas. La causa está en que las mujeres más altas tienen mayores niveles de una proteína producida por el hígado que está correlacionada con una mayor ovulación.

4. Los bebés lloran en la barriga.

¡Tu bebé ya llora antes de nacer! Se ha comprobado en estudios que los bebés empiezan a llorar en silencio a partir de la 28ª semana. Pero tranquil@s, se piensa que es más una preparación para su futura comunicación, y no una reacción al malestar o a sentimientos negativos.

5. Un embarazo puede llegar a durar un año.

¡No te asustes, es algo muy infrecuente! Pero sí, ha habido casos, como el de una mujer en EEUU llamada Beulah Hunter, que dio a luz tras un embarazo de doce meses y medio. Un poco más y ya sale el bebé con el título universitario debajo del brazo!

6. Te crece menos el vello en las piernas.

Sabemos que, aunque suenen igual, el vello no es bello. ¡Al menos no en las piernas! Pero durante el embarazo no tendrás que depilártelo tan a menudo. Las hormonas de la gestación tienen un efecto que limita su crecimiento. Pero ojo, hay una contrapartida: puede salirte más en las patillas o en el abdomen.

Y hasta aquí el artículo de hoy. Si te has embarcado en esta aventura del embarazo y la maternidad, déjanos solo recordarte que cuides a tu futuro bebé pero también tu salud y tu suelo pélvico (puedes acudir a FisioGDS si necesitas consejo profesional sobre esto). Además, hay una guía del Ministerio de Sanidad que te resultará útil y que te recomendamos, ahí te queda el enlace. Para que la experiencia de traer una nueva vida al mundo te traiga solo buenos recuerdos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¿Cuánto es 20 + 20 más mil?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Para poder continuar, debes resolver la siguiente operación simple (para que sepamos que eres humano :-)